Prolog spanisch

„Las puertas en la vida“ Prólogo, Grit Scholz

Quisiera hacer una observación previa: 
Hay una serie de palabras que describen los órganos genitales femeninos, por ejemplo vagina, vulva, seno,  perineo, coño y muchas otras. En comunicación con mujeres se ha llegado a aclarar que algunas de estas palabras han sido inventadas, debido a que aquellas que se utilizan a menudo, simplemente no se encontraban oportunas. Esto se debe a que para muchas mujeres no es de sumo agrado nombrar los órganos genitales con palabras que provocan asociaciones indecentes, desagradables o inadecuadas.
He elegido la palabra Yoni*, debido a que provoca en mí una gran simpatía, ya que tiene relación con los tiempos antiguos, cuando los órganos genitales femeninos eran considerados como sagrados, y quiero recordar esto tanto como sea posible.


Por qué hice este libro...
El objetivo de este libro consiste en posibilitar a un ancho círculo de la opinión pública und nueva noción de las partes de los órganos sexuales femeninos (Yoni), no guarda relación ni con cuestiones pornográficas, médicas, religiosas, violentas o aspectos de vejación. 
Como medios de realización servirán fotografías, el fotomontaje en la combinación de los paisajes creativos y artísticos, la pintura y otros aspectos gráficos. 
Esto ayudará al descubrimiento de toda la belleza, variedad y lo irrepetible de la Yoni. El fondo del libro sirve a la grandeza de la creación, la admiración ante el milagro bajo el nombre de "Vida". 
El libro tiene la intención de apoyar a las mujeres durante su autoconocimiento y su autoidentificación.  
Invitamos a los hombres al conocimiento valedero y abierto, a la percepción neutral con curiosidad, haciendo para esto, uso de los medios de la imagen. Existe aquí una posibilidad para dirigir la mirada de manera desenvuelta y tranquila, hay además un espacio, en donde es posible mirar con otros ojos, dentro de este casi mítico escondite de la parte del cuerpo femenino, como lo es la Yoni y así escaparse de la tendencia general a lo clandestino, perverso y tonto. 
Los niños y la juventud deben de tener la posibilidad de una percepción y comprensión a través de estos cuadros. El momento principal consiste en no ser arrastrado por el combate de los sexos, tal como ha sido en tantas generaciones antes. De esta manera podrían liberarse por ejemplo sensaciones de culpa, que surgen con las raras tentativas de autoconocimiento y autoidentificación , a falta de información y por el tabú

Como fue que comenzó...
Todo comenzó en los tiempos de mi juventud, cuando mi Yoni comenzó a crecer, algo que observaba con un gran horror. Después de que la piel oscureció y se dearollaron dos membranas desiguales, estaba casi segura de que conmigo algo no estaba bien. No hubo nadie quien pudiera explicarme, acerca de que cómo crecía mi vagina durante mi desarrollo del proceso de muchacha a mujer. Yo sabía sobre aquello de que a la mujer le crecerá vello y que cada mes habrá de tener una menstruación. Pero la forma adquirida de mi cuerpo en este lugar, me asusto profundamente.
Por entonces tenía un deseo de ver las Yonis de otras mujeres, para saber cómo lucen otras mujeres „ allí abajo “. Es posible ver a las muchachas pequeñas muy a menudo, ya que los niños no se incomodan cuando corren desnudos y esta zona para nada es cubierta ni por el vello ni por la vergüenza. Este pequeño "panecillo" que consiste en los grandes labios de la vulva, me era conocido y familiar, hubiera querido recuperarlo. Pero entre mis piernas ya tenía una piel acanelada con pliegues extraños. Menos mal que por aquel tiempo me crecieron los vellos, los cuales escondían este cuadro de las miradas rectas.
De alguna manera me he acostumbrado a aquello de que debe ser así, pero esto no me hacía sentir feliz y no estaba cómoda  de verdad, mucho menos le podía encontrar algo bello a mi Yoni.


Algo que me dió a pensar...
El hecho, que por lo visto los hombres entienden mucho mejor y en todos los sentidos la variedad, la forma y la naturaleza de la Yoni, que muchas de las mujeres. 
Me preguntaba, por qué a esta parte del cuerpo le fue impuesto un gran tabú. Puesto que crecí en el este de Alemania, no tuve la posibilidad de ver imágenes pornográficas, en todo caso las de carácter médico, e incluso estas eran dibujadas y se parecían mucho más a los "panecillos" en vez de parecerse a lo que se había desarollado en mí.
El nudismo fué una cosa muy normal, pero incluso con eso solo fue posible ver triángulos cubiertos por vello. Y noté que las mujeres, a diferencia de los hombres, no se tienden en la playa despatarradas.
Al paso de los años aclaré que conmigo todo estaba en orden.
Pero el proceso del conocimiento me fue dado con trabajo y aparecía de manera constante el sentimiento de que el  " carácter reservado " relacionado al seno debería ser revocado.
En nuestros tiempos, en los cuales es lo más normal del mundo, ocuparse de su cuerpo, tratar con medios preventivos e ir al ginecólogo, en estos tiempos no debe ser que mujeres no sepan, cual aspecto pueden tener las Yonis de mujeres. La diversidad que existe en esta parte del cuerpo y el significado central que tiene dentro de la historia de la humanidad. Son elaborados aparatos suprasensibles que apoyados por cámaras  avanzan hacía lo más interno de nuestro cuerpo y nuestros órganos, para así poder ver a través de la pantalla todo aquello que se encuentra al interior, pero los genitales femeninos siguen siendo un tema tabú.
Le di al libro el nombre de „ El Portal a la ida “, porque prácticamente cada persona (a excepción de los casos de cesárea), que anda por esta tierra, fue empujada por aquella parte escondida, muy a menudo con vergüenza e infamia a este mundo.


De que en concreto todo comenzó....
Tardío, cuando me decidí a crear un proyecto común con amigos, para vivir y trabajar con ellos, este tema ha vuelto de nuevo a mi vida con más fuerza. Esto esta ligado a aquello de que comunicándome con muchas mujeres, me dí cuenta de que yo no era la única que con este tema me sentía desconcertada y que tenía preguntas y dudas. En reuniones con mujeres había preguntas semejantes, y constantemente encontraba a mujeres, que  pasaban media vida luchando con complejos, miedos y sentimientos de vergüenza por la ignorancia de la estructura de su Yoni. Hubo encuentros con mujeres, que ofrecían seminarios acerca del sexo femenino y todo sobre el bajo vientre y la Yoni. Comprendí que muchas mujeres tienen el deseo de aclarar este tema, dispuestas a mirar y que estan en busca de posibilidades, de como y donde hacerlo. Algunas debido a este deseo y ante la ausencia de otras alternativas recurrieron a la ayuda de material pornográfico. Para muchas mujeres esto no es muy agradable, porque en la base del proceso de investigación de la Yoni, la sexualidad no está en primer lugar, sino ante todo, la aspiración natural a la observación y el estudio de esta parte del cuerpo.
De pronto en el año 2006 tuve la aparición de imágenes precisas, semejante a un sueño real, sobre la creación de este libro, sobre su formalización exacta y su proceso de la publicación. Reconocí de repente que tenía todo los recusos para hacer yo misma este libro, del que siempre había pensado que debería existir. La impresión de lo visto tan fue clara y fuerte que al día siguiente ya empezé con actividades.
Comencé a buscar y a mantener contacto con las jefas de los seminarios y los representantes de las librerías, las amigas y los amigos, además establecí que el tema provocaba resonancia, curiosidad e interés, estuve segura de que el género del libro era muy bueno para venderse, puesto que hasta el día de hoy en el mercado no hay nada parecido. Y decidí comenzar con el trabajo.
Comprendí que el gran problema a esta pregunta consistía en la recepción de las fotografías de las Yonis. Con respecto a los retiros de paisajes, la formalización del libro, los sellos y la venta no tuve ninguna pregunta o dificultad. Teniendo una gran experiencia de muchos años de trabajo como diseñadora gráfica y teniendo en cuenta mi pasión al fotomontaje y tratamiento digital de fotos, esperaba con placer esta parte del trabajo. Tenía el deseo de fundir una editorial propia para poder realizar mis ideas independientemente, tal como yo quisiera. Puesto que tengo alguna experiencia de trabajo con las editoriales, este aspecto me fue conocido, fascinante y suscitaba interés.


Como se originaron las fotografías de las Yonis...
Cómo iba a sacar fotografías de las Yonis? Era evidente que yo misma quería hacer las fotos. Al principio pensé que al margen de los seminarios realizados para los distintos temas femeninos, sería una buena posibilidad para hacer las fotografías. Así que me mantuve en contacto con varias jefas de los seminarios, pero pronto me di cuenta de que este método no era eficaz por diferentes causas. 
Tuve la clara idea de querer fotografiar a muchas, cerca de 100 mujeres para la demostración de toda la variedad. Me imaginaba un lugar de seminarios y una atmósfera, donde mujeres se reunieran para hablar del tema y que entonces tuvieran ganas de sacar fotografías. Pero como es que debía de ser en concreto por el momento no fue claro.
El proceso fue largo y mostró toda la profundidad de mis propios complejos, a pesar de mi comprensión moral de estos temas. No me decidía simplemente a fotografiar el lugar más íntimo de las mujeres... No sabía, cómo acercarme a ello, sin pasar  por momentos indecentes, superficiales o desagradables.
Hubo entonces algunos acontecimientos en mi vida, que han influido en el proceso de la simultaneidad de la claridad espiritual con mis sensaciones y he comprendido que quiero formalizar el espacio para los procesos e invitar a las mujeres a ese lugar.
A las mujeres dispuestas al estudio de estos temas, les ofrecí reuniones que duraran un día entero con sauna, bailes, conversaciones de mesa redonda, meditación, masaje, platos deliciosos y comunicación activa. De la misma manera hubo tardes comunes para aquellas mujeres que ya tenían más entendimiento de este tema. Algunas mujeres prefirieron una sesión de fotos separadas, ya que para ellas la atmósfera de grupo no era la adecuada.
Es así que se generaron las fotografías. Durante 5 meses realice sesiones de fotografía con mujeres, cocía sopa, hacía pasteles y preparaba las ensaladas... La mayoría de mujeres provenía de Fleming, Berlín y los alrededores.
Para mí esto fue un trabajo fascinante, el cual no hubiera sido posible sin el interés de las mujeres en cuestión. 
Hemos creado un experimento de espacio abierto y suave, cada vez nuevo y diferente, dependiendo del tema inventado por las mujeres presentes. Por ejemplo, hubo un tema en las investigaciones: como es que la Yoni cambia de aspecto durante la excitación sexual. Al principio hicimos la foto en „ el estado normal “, después y luego de mirar una película erótica durante 10 minutos o masajear la Yoni, se continuaba con el proceso fotográfico. Los cambios fueron vistos de manera evidente, eran expresivos y aturdían. También hubo un nuevo tema de "apertura", habíamos establecido que diferentes mujeres poseen diferentes formas de Yoni "abierta" o "cerrada". En mesas redondas, nos hallábamos intercambiando experiencias y sensaciones de uno u otro tema, y se creó una atmósfera natural, curativa y confidencial, que contribuyó a la producción de  estas hermosas fotografías con un matiz creativo y a veces muy alegre.
Agradezco a todas las mujeres su confianza y su espiritu abierto, su curiosidad sobre los numerosos temas levantados, los cuales hemos sentido juntas.
En total fotografié 65 mujeres, cuyas edades iban desde 18 a 75 años, e hice más de 1000 fotos. Paralelamente saqué fotografías de la naturaleza, en aquellos lugares que por su color o forma me recordaban a la Yoni. Algunas de mis fotos e imágenes de la naturaleza fueron hechas por mis amigos y conocidos.


Que me toco y sacudió profundamente...
El trabajo sobre el libro también ha causado irritaciones en mi vida, por ejemplo, fue difícil contarle a mis padres acerca del proyecto del cual ahora me ocupaba.
Al principio choqué contra una gran incomprensión en combinación con la forma tierna de la tolerancia. Pero sentía, cuan doloroso y desagradable era el tema de la Yoni para mis padres.
De pronto reconocí, cuan enredada era mi situación. Esto estaba ligado a aquello de que mi deseo más grande sería que el libro fuera accesible dentro de un ancho círculo de lectores, lo cual colocaba a mis padres en una situación desagradable. La comprensión de este momento me tenía en tensión, me preguntaba a mi misma, si era capaz de compórtame así con ellos.
Cuanto fue que me toco y sacudió, el hecho de que mi madre al cabo de un tiempoo y después de muchas conversaciones francas, me permitió fotografiar mi „ portal a la vida “, su Yoni. En relación a esto quiero también dar las gracias a mi tía Elze, quien después de un encuentro familiar, en donde conté algunos aspectos de mi trabajo a mis parientes, se decidió y me dio el consentimiento de fotografiar su Yoni para el libro. Esto quedó como un regalo presente, porque sé, cuan prohibido fue este tema para la generación de los 70s, y yo la admirada por su desenvoltura y libertad con que manejaba el tama.
Después de que mi padre leyó el prólogo por primera vez, su rechazo dío plazo en parte a un poco de comprensíon, lo cual nos dió un buen alivio a mí y a mi madre.
Estoy especialmente sacudida por la historia de de una mujer de Berlín, la cual había nacido hombre y que a la edad de 22 años, decidió dejarse operar para cambiar de sexo, puesto que de otra manera ser mujer en nuestra sociedad no es posible. Aunque su Yoni ea un "producto" artificial, he tomado la decisión de que en este libro también habrá un lugar para ella. Porque rara vez he encontrado a una mujer que se enorgulleze así de su Yoni y que guarda una relación de ternura y completa comprensión hacia el.

Que fue lo que note al trabajar en este proyecto...
Durante mi trabajo fui un constante testigo sobre los procesos hondos que provoca el tema del libro en las mujeres y  los hombres, cuando son confrontados con el. Desde indignación hasta admiración, desde desconcierto, quedarse sin habla, vergüenza y torpeza hasta el sentimiento de liberación. Para muchas personas ha sido cambiado por completo la relación y percepción de los temas „ de los órganos femeninos sexuales “, ya que por primera vez tuvieron la posibilidad de acercarse a este tema de una forma muy diferente. 
Es interesante aquel hecho de que casi nadie percibía los focus de las fotografías como erótico. Para la mayoría era una mezcla de asombro, vergüenza, horror y  curiosidad.
Pocos de los hombres habían conseguido reconocer la Yoni de su mujer de entre tres o cuatro fotos de Yonis de diferentes mujeres. También las mujeres tenían dificultades para encontrar su Yuni entre la multitud de fotografías. Esto es natural, puesto que nuestra percepción subjetiva es diferente a la del focus de un teleobjetivo. 
Esta experiencia me ha enseñado, que mujeres y hombres, quienes antes no se hayan dedicado a este tema, a menudo les es difícil mirar relajadamente las fotografías de primer plano de la Yoni. Surgen reacciónes muy diferentes, y reconocí, cuan difícil era invitar a la gente a mirar fotos tan  concretas de una manera llena de ternura y curiosidad. Es por eso que he decidido dedicar las primeras páginas del libro a los trabajos de montaje para reparar gradualmente a la persona, su espíritu y ahogo, con toda la precaución, con el acceso creativo, gracioso y no ordinario al aspecto de la Yoni, antes de que ante su mirada aparecieran fotografías claras y precisas.
El tema dado en el libro toca muchos planos, por eso la invitación puede ser solamente una - hacer el primer paso y mirar bajo otro ángulo de visión. Las emociones desenvueltas y los pensamientos surgidos en cada persona, pueden ser muy diversos, dependiendo de la formación cultural y religiosa, y de los valores familiares. Deseo así, que el libro le dé la posibilidad a la contempladora  y al contemplador para adquirir una relación natural y tierna de los órganos genitales femeninos, la Yoni, así como su percepción, pasando las fronteras de los estereotipos que se habían formado.


* Yoni: la palabra viene de la lengua sánscrita y significa órganos genitales femeninos, se utiliza básicamente en el contexto de los estudios tantricos.